Blog Êbam Autismo

¿CÓMO PODEMOS ENTENDERLOS MEJOR?

Sabemos que los niños que presentan autismo viven en un mundo “paralelo” al resto, pero es algo que debemos entender. Antes de llevar a cabo cualquier acción que vaya a suponer un cambio en su rutina, debemos anticiparlo, antes de exigirles cosas que les vayan a suponer un problema, debemos impedirlo; antes de suponer que no van a ser capaces de hacer algo, debemos probarlo…

Teoría de la Mente, ¿Cómo saber que les pasa a los demás?

Cuando hablamos de la intervención en niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), uno de los aspectos y objetivos a trabajar es la Teoría de la Mente, pero... ¿A qué nos referimos? Nuestra conducta resulta ser muy compleja y única y está ligada al modelo social que durante el proceso de evolución hemos desarrollado. Esta conducta social es la que posibilita la interacción y el desarrollo entre las personas, es nuestra empatía social que nos permite interpretar y/o predecir los pensamientos y deseos, emociones o incluso los engaños del otro. Por tanto la capacidad para percibir y explicar la conducta de otros seres humanos en términos de su estado mental es lo que conocemos como Teoría de la Mente.

Autismo y logopedia: objetivos de la intervención

La intervención logopédica en los Trastorno del Espectro Autista (TEA) tiene como fin facilitar estrategias que permitan el desarrollo y mejora de las áreas de comunicación, pragmática y lenguaje para que la persona con TEA sea lo más autónomo/a posible.

Cuando nunca se sacia

Al igual que hay niños con autismo a los que le cuesta probar nuevos alimentos porque son extremadamente sensibles a la textura, temperatura e incluso al color de los mismos, también hay otros que, por el contrario, comen o beben grandes cantidades de alimentos y líquidos sin parar.

ANÁLISIS DE LA CONDUCTA DISRUPTIVA EN LOS NIÑOS CON TEA

Antes de iniciar un plan actuación para eliminar o reducir una conducta disruptiva de un niño con TEA (en lo referido a pataletas, rabietas y berrinches), debemos realizar un análisis exhaustivo de esta. El análisis que desde aquí se propone comprende dos vías. La primera tiene que ver con una conocimiento completo de la propia conducta, mientras que la segunda responde a las causas que la inician.

ATENCIÓN TEMPRANA:

EL LIBRO BLANCO El Libro blanco de la Atención Temprana la define como “El conjunto de intervenciones dirigidas a niños y niñas de 0 a 6 años, a su familia y al entorno, que tienen como objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo, o que están en riesgo de padecerlos”. El objetivo de la Atención Temprana incluye así mismo la detección precoz y el diagnóstico, de hecho, en muchos lugares es en estos centros donde se realiza el diagnostico tras la derivación por los servicios de pediatría o neuropediatría. La Atención Temprana no es una intervención del ámbito educativo, se considera una intervención del ámbito sanitario.

¿PUEDO USAR LA LECTOESCRITURA COMO SISTEMA DE APOYO?

Muchos de nosotros podemos pensar que si un niño no habla, tampoco comprende, y por tanto, pensar en el aprendizaje de la lectoescritura no tendría sentido. Sin embargo, los especialistas en lenguaje, sabemos que esto no siempre es así. La lectoescritura no es un aprendizaje natural como lo es el habla, sino que debemos enseñar de manera implícita cómo leer, cómo son las letras y cómo suenan. Por tanto, ¿por qué no podemos enseñar a un niño que no presenta lenguaje oral a leer o escribir?

¿Porqué mi hijo solo repite un trozo de la palabra y no dice la palabra entera?

Las dificultades fonológicas de los niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), se encuentran altamente estudiadas, sin embargo, no es tan sencillo poder explicarlas: es decir, sabemos que las alteraciones fonológicas existen pero debido a la heterogeneidad observada en la población de niños con TEA, resulta complejo explicarlo de forma global, sin referirnos a un caso en particular.

La dificultad de hablar con los demás

Ya conocemos la gran relación entre el lenguaje y los Trastornos del Espectro Autista, sus peculiaridades de lenguaje, sus alteraciones y dificultades en fonología, semántica, y de pragmática y comunicación.