Blog Êbam Logopedia

MI HIJO… ¿TARTAMUDEA?

Muchas veces llegan a nosotros padres preocupados porque su hijo ha empezado a repetir palabras o sonidos; ante esto, siempre nos preguntan… ¿es mi hijo tartamudo? Los padres se alarman cuando un niño empieza a presentar interrupciones o repeticiones en su habla, pensando así que su hijo está tartamudeando. Sin embargo, existe una atapa en el desarrollo de su lenguaje en el que estas disfluencias y repeticiones son normales, siendo una “tartamudez evolutiva”.

DISCAPACIDAD AUDITIVA

Juan es un niño con discapacidad auditiva que acude a intervención logopédica. Todavía no se ha adaptado a los audífonos, aún no los ha integrado dentro de su esquema corporal, y los quita de forma continua. Sus padres se muestran preocupados porque debido a su hipoacusia, es decir, al grado de pérdida, no saben si la elección de los audífonos es acertada y quieren recibir información acerca de que conlleva el audífono, y qué es un implante.

¿Es importante el juego?

El juego es la primera forma de lenguaje e interacción que tiene el niño. Mediante él, los niños interactúan con los objetos, desarrollan sus sentidos, adquieren diferentes habilidades, se relacionan con otras personas, imitan… a través del juego pueden interiorizar todo lo que les rodea y expresarse.

¿Cómo actuar si un niño no habla bien?

A medida que se desarrolla el lenguaje, los niños tienden a pronunciar mal ciertas palabras o sonidos, pues deben ir aprendiendo poco a poco a dominar esta nueva herramienta que tienen. Así pues, es muy común que, al inicio del desarrollo, los niños establezcan sus propias palabras para nombrar objetos o personas, así como que comentan errores en algunas otras, pero… ¿Cómo debemos actuar ante esto?

¿SABIAS QUE…?

Muchos famosos considerados genios han sido disléxicos. Entre ellos encontramos científicos como Albert Einstein o Thomas Edison, artistas como Leonardo Da Vinci o Walt Disney. Normalmente no se considera la dislexia como un don sino más bien como un problema, hay algunas razones que nos permiten ver la dislexia como algo positivo.

IMPORTANCIA DE LEER CUENTOS A LOS NIÑOS

En el día a día parece cada vez más complicado encontrar tiempo suficiente para dedicárselo a los niños. Por esto, una de las actividades que muchas veces se pierde es la hora de la lectura: leerle un cuento a los niños, sea la hora que sea (generalmente antes de irse a dormir). Solemos pensar que con dedicar tiempo a jugar o acostarlos es suficiente, pero... ¿Y si además podemos ayudar a su desarrollo en ese tiempo?

¡Vamos a jugar!

El juego tiene un poder indiscutible: Aprendemos mejor, estamos más motivados para la realización de una actividad, el niño aprende a interactuar, a esperar, contribuye al desarrollo de habilidades para la resolución de problemas, aprendemos vocabulario pero…sobre todo, es DIVERSIÓN.

Tinnitus o porque mis oídos zumban

Imagina un pitido de forma constante en tu o tus oídos. Imagina que no eres capaz de quitarlo, no eres capaz de pararlo y que desaparezca… El tinnitus es muy común. Casi todo el mundo experimenta alguna vez una forma leve de “pitidos” en los oídos que dura solamente unos cuantos segundos. Sin embargo, estos pitidos pueden aparecer de forma constante y recurrente, llegando a resultar a quien lo padece, muy estresante -puede dificultar el hecho de poder concentrarse o querer dormir-, es decir, sabemos, que puede ser un problema grave para una persona si este zumbido no desaparece, porque puede causar fatiga o incluso, un trastorno emocional.

¿LA DISLEXIA ES SOLO CAMBIAR “B” POR “D”?

No, es una dificultad de aprendizaje que afecta a la capacidad de un niño para leer o escribir, pueden invertir una letra, omitir, añadir, sustituir... En general, la dislexia puede ir acompañada de otras dificultades como por ejemplo, la disgrafía, que es la dificultad en el trazado correcto de las letras, en el paralelismo de las líneas, en el tamaño de las letras, en la presión de la escritura; y en fases posteriores aparece la disortografía, que es la dificultad para el uso correcto de las reglas de ortografía, desde las más sencillas a las más complejas.

¿SÓLO CUESTIÓN DE EDUCACIÓN?

A todos alguna vez nos han dicho que no comamos con la boca abierta, que es de mala educación, pero… ¿es sólo cuestión de educación? Masticar con la boca cerrada es necesario, desde el punto de vista fisiológico, pues de esta forma toda la musculatura orofacial consigue hacer correctamente su función: ayudarnos a conducir el alimento a la zona posterior (muelas), donde se forma el bolo alimenticio antes de tragar.