Trastornos del neurodesarrollo

Grafico 5e8df38f0f1d8d98ba4e806cbdb2e7ccf29edf8f88a22eb6c4c8e39ce099c368

El servicio de Atención Temprana del Policlínico Ebam tiene por finalidad dar respuesta a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños de 0 a 6 años con trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos, sus familias y su entorno. Estos niños deben recibir atención lo antes posible para aprovechar la plasticidad de su sistema nervioso y poder facilitarles un desarrollo óptimo.

OBJETIVOS DE LA UNIDAD:

  1. Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo del niño: proporcionar a los niños que lo precisen la intervención adecuada con el propósito de incrementar sus posibilidades de desarrollo, minimizar sus retrasos potenciales, prevenir el deterioro futuro y limitar adquisiciones de condiciones deficitarias adicionales.
  2. Optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño.
  3. Introducir los mecanismos necesarios de compensación, de eliminación de barreras y adaptación a necesidades específicas.
  4. Evitar o reducir la aparición de efectos secundarios o asociados producidos por un trastorno o situación de alto riesgo.
  5. Atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el niño: proporcionar información, formación y apoyo familiar, fomentando la calidad de las interacciones padres-hijo, asegurando que la familia facilite al niño un ambiente físico, afectivo y social adecuado a su desarrollo, así como los cuidados sanitarios y de seguridad que el niño precisa.
  6. Considerar al niño como un sujeto activo de la intervención.

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN:

1. VALORACIÓN INICIAL.

-Acogida: primer contacto con la familia, a través de una actitud de escucha se van recogiendo las preocupaciones, recursos, proyectos, expectativas, dificultades que los padres van a ir exponiendo con respecto a su hijo y a sí mismos, así como los antecedentes familiares y personales del niño.

-Recogida sistemática de información: basándonos en la información de la entrevista de acogida, se recogen de forma sistemática aquellos datos que la familia no ha aportado espontáneamente, pero que son necesarios para una adecuada comprensión del desarrollo del niño y de su momento evolutivo, así como de las posibles causas de alteración en el proceso.

-Información de otros profesionales: a través de informes escritos o entrevistas se obtendrá información de otros profesionales que conocen al niño y a su familia, como el pediatra, psicólogo escolar, educador, trabajadores sociales, etc.

2. EVALUACIÓN DEL NIÑO Y SU ENTORNO.

-Observación de la conducta espontánea y reactiva ante determinadas situaciones y estímulos presentados. Relación con los propios padres y con el profesional que realiza la evaluación.

-Relación con los otros niños y con el educador cuando el niño esté escolarizado.

-Examen físico y valoración neurológica y funcional del niño.

-Pruebas estandarizadas.

-Observación en el domicilio, en casos que se considere necesario como en los trastornos de espectro autista, TGD, asperger, etc

-Exámenes complementarios, consultas especializadas.

La aplicación de estas técnicas nos aportará la información correspondiente al funcionamiento general y específico del niño tanto a nivel físico como mental o emocional. Esta información reflejará no sólo las posibles limitaciones y déficits presentados por el niño, sino también el conjunto de sus capacidades y posibilidades.

3. ELABORACIÓN DE HIPÓTESIS DIAGNÓSTICAS Y DE UN PLAN DE INTERVENCIÓN.

Una vez recogida la información, los diferentes profesionales de forma conjunta y teniendo en cuenta todos los factores bio-psico-sociales, estableceremos:

-Una hipótesis diagnóstica.

-Se establecerán las necesidades del niño y de la familia.

-Se concretarán, jerarquizarán y temporalizarán los objetivos de la intervención terapéutica, determinando el profesional o profesionales que se responsabilizarán de llevarlo a cabo.

4. ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN.

En ella ofreceremos a los padres la información diagnóstica elaborada por el equipo. El objetivo de esta entrevista es ofrecer a los padres toda la información que les sirva para comprender la situación presente de su hijo, las posibles perspectivas de futuro y los medios terapéuticos que podemos proporcionarles desde el centro tanto a ellos como a su hijo, brindándoles apoyo y acompañamiento.

Se propondrá un plan de actuación y se determinarán las funciones que los padres pueden asumir.

5. INTERVENCIÓN.

Los ámbitos de actuación y la modalidad de intervención se establecerán en función de la edad, características y necesidades del niño, del tipo y grado de trastorno, de la familia y del equipo.

La intervención se planificará y programará de forma global e individual, planteando pautas específicas adaptadas a las necesidades de cada niño y cada familia. La atención individualizada no excluye la posibilidad de que se realicen terapias colectivas cuando sea beneficioso para el paciente.

6. ATENCIÓN A LA FAMILIA.

Conocer las necesidades de la familia y plantearse qué tipo de intervención puede ser la más eficaz para dar una respuesta coherente. La finalidad es ayudar a los padres en la reflexión y en la adaptación a la nueva situación favoreciendo las actitudes positivas de ayuda al niño.

7. ATENCIÓN A LA ESCUELA.

Se informará a la escuela sobre la situación del niño y la familia y se colaborará con el equipo escolar y los educadores para ayudarles e informarles de la situación clínica y de las estrategias que nos planteamos llevar a cabo.

DIFERENTES ÁREAS DE INTERVENCIÓN:

Área perceptivo-cognitiva:

Favorecer la exploración visual, mirar activamente alrededor, fijación de la mirada, alternar mirada, seguimiento y búsqueda de objetos y contacto ocular. Orientación a estímulos visuales, seguimiento visual, discriminación de diferencias. Estimulación auditiva, respuestas de orientación a sonidos, localización de sonidos y discriminación. Estimular respuestas de habituación. Reacción a estímulos aversivos. Estimulación táctil. Estimulación del olfato y gusto. Desarrollo de esquemas. Alternar la mirada. Experimentación de las consecuencias de sus propias acciones. Estimulación vestibular. Advertir la desaparición de personas u objetos de su campo visual. Estimulación del reflejo de prensión, prensión voluntaria y perfeccionamiento de la prensión. Conciencia de su propio cuerpo, reconocimiento y exploración de su cuerpo e imagen.

Imitación de gestos y acciones sencillas. Relaciones causa-efecto, relaciones espaciales del objeto. Uso de medios para alcanzar un objeto. Reconocimiento de objetos y personas familiares. Permanencia del objeto. Agrupar objetos.

Mejorar la atención y exploración. Estimular el control ambiental y los conceptos de tiempo. Relaciones tamaño-espacio. Relaciones espaciales. Coordinación óculo-manual. Garabateo. Estimular la habilidad de solución de problemas.

Área socio-comunicativa:

Los niños muy pequeños, y en especial los que tienen alguna discapacidad, tiene unos cortos períodos de alerta; en esos momentos debe aprovecharse para interactuar con ellos, respetando los demás estados y no tratando de enviar mensajes a todas horas.

a) Estimulación verbal y táctil. Exposición a ambientes hogareños. Orientación a estímulos visuales y auditivos. Respuesta a estímulos aversivos. Respuesta a sonrisa social. Establecimiento de pautas de interacción padres-hijos.

b) Reforzar el contacto ocular y la fijación de la mirada. Discriminaciones visuales de referencia. Reacciones ante el espejo. Imitación. Juegos y estímulos socio-emocionales. Juegos de interacción. Discriminación ambiental. Intercambios comunicativos.

c) Comprensión social del medio. Conductas de juego. Expresiones emocionales. Intercambios comunicativos. Imitación. Juegos de interacción. Adaptación social.

e) Socialización. Imitación gestual. Comunicación. Imitación vocal. Comprensión verbal. Expresión verbal.

Área psicomotriz:

Equilibrio

Dinámica óculo-manual y espacio-temporal

Esquema corporal, lateralidad y orientación espacial

Estructuración temporal y rítmica

Coordinación dinámica general

Actividades de comunicación

Ejercicios de relajación

Intervención fisioterapéutica:

Mediante el tratamiento fisioterapéutico se pretende ayudar al niño a desarrollar la conducta motriz en las actividades esenciales de la vida diaria del niño. Con el objetivo de prevenir la deficiencia, minimizar la discapacidad y mejorar la funcionalidad y participación en las actividades propias de su edad mediante distintas técnicas y herramientas que, junto a su incorporación con la ayuda de los padres en las actividades de la vida diaria, permiten su automatización y realización espontánea por parte del niño.

Las patologías más prevalentes en la rehabilitación infantil son:

  • Neurológica y neuromuscular (parálisis cerebral, traumatismo craneoencefálico, neuropatías,...).
  • Ortopédica (tortícolis, desviaciones de raquis, alteraciones de los pies y la marcha,...).
  • Cardiorrespiratoria (fibrosis quística, discinesias, bronquiolitis, asma, neumonías,...).

Unidad de Estructuración Temprana

Unidad de Estructuración Temprana

Unidad de Estructuración Temprana

Guttmann, NeuroPersonalTrainer

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

El diagnóstico del autismo, prototipo de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), es un proceso de carácter deductivo, mediante el cual los profesionales o especialistas, guiados por sus conocimientos y experiencia clínica, y utilizando las categorías universalmente aceptadas por la comunidad científica (DSM-V o CIE-10), clasifican y caracterizan el comportamiento del individuo y establecen un plan de intervención apropiado a las características de la persona. Teniendo en cuenta la clasificación del DSM-V los criterios necesarios para el diagnóstico de un TEA son los siguientes:

  • Deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, manifestado por lo siguiente, actualmente o por los antecedentes:

    1. Las deficiencias en la reciprocidad socioemocional, varían, por ejemplo, desde un acercamiento social anormal y fracaso de la conversación normal en ambos sentidos pasando por la disminución en intereses, emociones o afectos compartidos hasta el fracaso en iniciar o responder a interacciones sociales.

    2. Las deficiencias en las conductas comunicativas no verbales utilizadas en la interacción social, varían, por ejemplo, desde una comunicación verbal y no verbal poco integrada pasando por anomalías del contacto visual y del lenguaje corporal o deficiencias de la comprensión y el uso de gestos, hasta una falta total de expresión facial y de comunicación no verbal.

    3. Las deficiencias en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de las relaciones, varían, por ejemplo, desde dificultades para ajustar el comportamiento en diversos contextos sociales pasando por dificultades para compartir juegos imaginativos o para hacer amigos, hasta la ausencia de interés por otras personas.

  • Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades, que se manifiestan en dos o más de los siguientes puntos, actualmente o por los antecedentes:

    1. Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipados o repetitivos.

    2. Insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento verbal o no verbal.

    3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés.

    4. Hiper- o hiporeactividad a los estímulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno.

  • Los síntomas han de estar presentes en las primeras fases del período de desarrollo (pero pueden no manifestarse totalmente hasta que la demanda social supera las capacidades limitadas, o pueden estar enmascarados por estrategias aprendidas en fases posteriores de la vida).

  • Los síntomas causan un deterioro clínicamente significativo en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento habitual.

  • Estas alteraciones no se explican mejor por la discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o por el retraso global del desarrollo. La discapacidad intelectual y el trastorno del espectro del autismo con frecuencia coinciden; para hacer diagnósticos de comorbilidades de un trastorno del espectro del autismo y discapacidad intelectual, la comunicación social ha de estar por debajo de lo previsto para el nivel general de desarrollo.


TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD

  • Criterios esenciales

    • Duración: los criterios sintomatológicos deben haber persistido al menos los últimos 6 meses.

    • Edad de comienzo: algunos síntomas estaban presentes antes de los 12 años.

    • Ubicuidad: varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (escuela, trabajo, casa, etc.).

    • Disfunción: existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

    • Exclusión: los síntomas no se explican mejor por otro trastorno mental.

  • Criterios de déficit de atención

    • Con frecuencia falla en prestar la debida atención a detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades.

    • Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas.

    • Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente.

    • Con frecuencia no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales.

    • Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades.

    • Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.

    • Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades.

    • Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos.

    • Con frecuencia olvida las actividades cotidianas.

  • Criterios de hiperactividad e impulsividad

    • Con frecuencia juguetea con o golpea las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

    • Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado.

    • Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.

    • Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

    • Con frecuencia está “ocupado,” actuando como si “lo impulsara un motor”.

    • Con frecuencia habla excesivamente.

    • Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta.

    • Con frecuencia le es difícil esperar su turno.

    • Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros.

  • Diagnóstico de TDAH (DSM-V)

    • Cumplir TODOS los criterios esenciales

    • 6 ó más de los 9 ítems de déficit de atención

    • 6 ó más de los 9 Ítems de hiperactividad-impulsividad


PROTOCOLO DE EVALUACIÓN

1 - ENTREVISTA CON LA FAMILIA

Obtener una historia clínica adecuada, recogiendo antecedentes personales, familiares y psicosociales; detallando los ámbitos básicos afectados en los TEA: interacción social, comunicación y patrones restringidos de comportamiento, actividades e intereses.

La información relativa a cómo la persona ha evolucionado desde el período prenatal hasta el momento actual facilita tanto la selección y aplicación de las pruebas de evaluación como el diagnóstico diferencial. En la historia clínica se incluyen:

Antecedentes familiares:Información relativa a miembros de la familia nuclear y extensa que han podido tener problemas similares o relacionados con los trastornos del desarrollo (retraso mental, problemas de la socialización o de la comunicación, trastornos mentales, afectaciones sensoriales tempranas, etc.)

Datos prenatales y neonatales:Revisión de las circunstancias que tuvieron lugar durante el embarazo, el parto y los primeros momentos del desarrollo de la persona.

Historia evolutiva:Se revisan los hitos más importantes del desarrollo motor, comunicativo y social de la persona, incluyéndose información relativa a hábitos de sueño, hábitos alimenticios, cuándo y cómo se logró el control de esfínteres, etc. Se recoge también el momento en que aparecieron los primeros síntomas o preocupaciones.Aspectos familiares y psicosociales:Se recoge información relativa al funcionamiento de la persona en el medio familiar, la situación de la familia, los apoyos de que dispone y las situaciones de estrés que afronta desde que apareció el problema.

Consultas médicas y tratamientos anteriores.

2 - EVALUACIÓN DEL ESTADO GENERAL:

Evaluación del desarrollo

Evaluación de la inteligencia

Evaluación de problemas neurológicos

Evaluación de nivel de interacción social

3 - EVALUACIÓN DE CARACTERÍSTICAS AUTISTAS:

Pruebas de screening

Pruebas de evaluación extensa

4 - PRUEBAS DE LENGUAJE:

Comunicación oral

Comunicación gestual

Comunicación escrita

5 - VALORACIÓN DE RESULTADOS.

Coordinación entre los psicólogos, psiquiatras y logopedas del equipo.

6 - ENTREGA DE INFORME Y ELABORACIÓN DEL PLAN DE INTERVENCIÓN.

Unidad de autismo

Unidad de autismo

Guttmann, NeuroPersonalTrainer